Proyectos /

Hilos de la Tierra

  Brijet Hernández - Practicante de Comunicaciones

Desde septiembre de 2021 la Corporación Mundial de la Mujer junto con Gran Tierra Energy, mediante el proyecto Hilos de la Tierra buscan fortalecer las diferentes habilidades de diferentes comunidades indigenas ubicadas en los municipio

Desde septiembre de 2021, Hilos de la Tierra un proyecto realizado por Gran Tierra Energy, busca fortalecer las habilidades y conocimientos de diferentes comunidades indígenas de los municipios de Orito y Villagarzón. El proyecto contó con 32 artesanos, 28 mujeres y 4 hombres, que se interesaron en fortalecer sus negocios artesanales a partir de sus usos y costumbres, entre el total de los participantes, se vincularon 7 jóvenes que se interesaron por recibir los saberes artesanales de los mayores y de esta forma generar espacios para la experimentación y la innovación de propuestas artesanales. En total, fue un promedio de 8 participantes por cada una de las cuatro comunidades indígenas vinculadas al proyecto.

A lo largo de seis meses, cuatro comunidades indígenas participaron en una experiencia de fortalecimiento empresarial con énfasis en el desarrollo artesanal. Esto les permitió descubrir una fuerte motivación por las artesanías y demostrarse a sí mismos que son capaces de lograr cambios significativos para ellos y para sus comunidades.

Mediante el proyecto de Hilos de la tierra, las comunidades lograron mejorar sus habilidades y conocimientos al entender que mediante su trabajo y esfuerzo pueden aportar de manera significativa a mejorar la calidad de vida de su entorno. Desde lo económico, al aportar nuevas formas de generar ingresos para la comunidad; desde el ámbito social, al entender que pueden trabajar de forma efectiva en equipo y generar beneficios para todos; y desde lo ambiental, a vincular de forma responsable al entorno, cuidando la selva, los ríos y los seres vivos que de una u otra forma participan en la obtención de los materiales y el manejo responsable de los recursos generados.

Dentro de las comunidades indígenas que participaron en el proyecto están la etnia Awá Blanca, Caña Bravita, Los Pastos y Wasipungo. Sus oficios están asociados principalmente a la joyería, bisutería, cestería y a la tejeduría, utilizando técnicas mixtas basadas en sus costumbres y en técnicas contemporáneas tradicionales.

Dentro del proceso de fortalecimiento artesanal, se desarrolló en la implementación de diferentes componentes, en donde la formación empresarial con énfasis en negocios artesanales fue el eje principal para el aprendizaje. A partir de esta, se lograron resultados importantes como el desarrollo de dos cápsulas con productos de hogar y moda, demostrando los avances productivos y de innovación artesanal.

Capacidades, oficios y técnicas de las comunidades

Mediante un reconocimiento que realizó la CMMC se distinguieron las diferentes capacidades, técnicas, materiales y oficios de las comunidades indígenas que hicieron parte del proyecto Hilos de la Tierra. Dentro de las capacidades que se encontraron se distribuyen de la siguiente manera:

  • La comunidad Caña Bravita, ubicada en Orito-Putumayo, su oficio es el tejido de chaquiras y tejido en fibra natural. Realizan productos como canastos, escobas, manillas, collares, aretes y llaveros.
  • La comunidad Awá Blanca, ubicada en Orito-Putumayo, está dedicada al tejido en fibra natural y animal, tejido plástico y de chaquiras. Realiza productos como bolsos, canastos, esteras, manillas, collares y aretes. Los materiales que usan son la lana, el bejuco, el yaré, el guenurí, bolsas de polietileno de baja densidad, chaquira, hilos y semillas (chocho).
  • La comunidad Los Pastos, ubicada en Villagarzón-Putumayo, se dedica al tejido en fibra natural, amigurumi, tejido de chaquiras y tejido en miyuki. Elaboran bolsos, blusas, gorros, sacos, muñecos, manillas, collares, aretes, llaveros, balacas, y anillos, de lana, hilo, chaquiras, semillas (choncho) y miyuki.
  • La comunidad Wasipungos, ubicada en Villagarzón- Putumayo, está dedicada al tejido en chaquiras, tejido en fibra natural y tejido en material reciclable. Los productos que elaboran son manillas, collares, aretes, llaveros y balacas, con materiales como chaquiras, hilo, miyuki, lana, yaré, cables pequeños y amarraderas.

Durante el reconocimiento de las capacidades de cada una de las comunidades, se vio reflejado que las de Wasipungo y Los pastos contaban con un mayor nivel en técnicas y oficios. Adicionalmente, manifestaron mayor facilidad en la implementación de nuevas técnicas de diseño e innovación; la comunidad de los pastos sobresale el liderazgo de una artesana que tiene conocimientos en tejeduría con hilos en crochet y macramé.

Por otro lado, los participantes de Caña Blanca cuentan con más experiencia en la técnica para elaboración de tejidos con mostacilla; al inicio demostraron dificultad al momento de implementar nuevas propuestas de diseño y con la utilización de otros materiales. Por último, la comunidad Awá blanca al inicio del proyecto Hilos de la tierra demostraron no tener técnicas claras a excepción de algunos participantes que tenían habilidades en la cestería con bejuco y en el manejo de técnicas básicas de crochet.

Después de este proceso de reconocimiento de habilidades, a las comunidades se le aplicó un diagnóstico de perfil productivo de 70 preguntas con opciones de preguntas sí o no. Dicho diagnóstico permite reconocer diferentes actitudes como: autoaprendizaje, creatividad, solución de problemas, finanzas y negociación, liderazgo y trabajo en equipo, perseverancia, búsqueda de empleo, conocimientos y experiencia, disponibilidad para el empleo y seguridad y estabilidad.

Finalmente se realizó un seguimiento permanente, se visitaron a las comunidades en dónde se revisó el proceso de diseño y producción de las piezas de cada una y se les proporcionó ayuda relacionada con el uso de materiales, mezcla de colores, procesos de tinturado y, en especial, que sus productos mantuvieran la representación de la cultura, de la simbología, de sus usos y costumbres.

¿Qué actividades se implementaron?

Las actividades se realizaron en jornadas mensuales desde septiembre del 2021 a febrero de 2022 y se hizo un proceso de seguimiento a cada actividad que se realizó. Las comunidades indígenas que participaron en el proyecto Hilos de la Tierra, tuvieron la oportunidad de trabajar en las siguientes líneas de formación.

-Diseño de ideas y productos: Durante estas sesiones las comunidades recibieron información acerca de las competencias relacionadas a la innovación y diseño de productos artesanales. A los participantes se les hizo énfasis en la importancia de la concepción de un diseño que partiera o se inspirara en la comunidad, en sus costumbres, usos, simbología y en las historias que hay detrás de cada comunidad.
-Desarrollo productivo y calidad: En este módulo, los participantes trabajaron temas como la organización y la importancia de definir roles del equipo de trabajo, la organización, compromisos comunitarios y personales, definición de la capacidad y visión productiva de los productos artesanales.
-Centros productivos y de innovación:Estos centros se implementaron como complemento del módulo de Desarrollo Productivo y Calidad, con la finalidad de aportar al desarrollo productivo de sus oficios artesanales de cada comunidad; a través de equipos y materiales innovadores para la creación de productos.
-Finanzas y acceso a recursos: En esta fase las comunidades aprendieron a cómo llevar las cuentas claras, aprendieron a cómo costear un producto artesanal, a organizar de manera básica los ingresos y egresos de sus productos artesanales. También, se trabajó para organizar a cada grupo de artesanos bajo un esquema de economía colaborativa, en donde la transparencia es el pilar para el funcionamiento de los negocios.
-Estrategia comercial: Durante estas sesiones las comunidades aprendieron la importancia de reconocer los mercados y las variables de este para que, de esta forma puedan establecer nuevas estrategias que lleguen a su cliente objetivo. Aprendieron también sobre el perfil del cliente, sus gustos, motivaciones , forma de vida, etc. Durante estas sesiones se creó un espacio llamado Turismo Empresarial, en el cual 4 artesanos (uno de cada comunidad) viajaron a Bogotá con el fin de aprender sobre la participación en ferias, entre otros.
Por último, se realizó seguimiento al proceso de producción de las cápsulas de moda y hogar, en promedio se visitaron una vez por semana a cada comunidad, en estas visitas se revisaba el proceso de diseño y producción de las piezas de cada comunidad.

¿Qué se logró con el proyecto Hilos de la Tierra?

Para la obtención de los resultados, los artesanos respondieron nuevamente al diagnóstico empresarial, que consta de 45 preguntas, cada una con un enunciado guía y con cuatro opciones de respuesta. Este diagnóstico se realizó 6 meses después de haber empezado con el proyecto y dicho diagnóstico arrojó los siguientes resultados:
-Los artesanos de la comunidad Awá Blanca lograron avanzar significativamente en la línea de desarrollo de competencias empresariales, en el desarrollo de ideas y productos y por último también tuvieron avances importantes en la línea de desarrollo tecnológico, debido a que pasaron de no tener conocimiento alguno en el uso de tecnologías a usar aplicaciones como Instagram y Whatsapp para comunicarse con el equipo. Dicho esto, los avances en cuanto al desarrollo financiero y estrategia comercial, no son tan relevantes debido a que necesitan refuerzo en conceptos básicos como aritmética y reconocimiento del territorio para avanzar en habilidades financieras y acceso a nuevos mercados.
-La comunidad de Caña Bravita sorprendió con su proceso porque al inicio del proyecto tenían una puntuación demasiado baja. Sus principales avances fueron en las líneas de desarrollo de ideas y de productos, desarrollo financiero y acceso a recursos, y plan de negocios.
-Para el caso de la comunidad de los Pastos, avanzaron en el liderazgo de algunos de sus miembros, lo cual les permitió generar aprendizajes en los oficios y técnicas. La mayor dificultad que tuvieron, fue consolidarse como un grupo y desarrollar una estructura de producción estable. Pero durante las últimas sesiones empezaron a superar dichas dificultades al establecer reglas de equipo.
También avanzaron significativamente en las líneas de desarrollo de producto y acceso a recursos, en el desarrollo de ideas y productos. Cabe resaltar el empeño de trabajar desde sus usos y costumbres, desde sus elementos y destacar su cultura como pueblo indígena Pasto.
-Los artesanos de la comunidad Wuasipungo demostraron avances similares a los de la comunidad de los pastos. Se destacaron en la línea de desarrollo de ideas y productos, y en desarrollo financiero y acceso a recursos. Los artesanos de esta comunidad tienen el mejor esquema de producción y las mejores propuestas de diseño e innovación, pero requieren una mejor disposición para trabajar en grupo y no de forma individual.

Estado:

  Finalizado

Aliados:

Gran Tierra Energy

Personas intervenidas:

32

Año de inicio:

2021

Año de finalización:

2022